Un hotel rural moderno


El Hotel rural La Llastra está en el concejo o municipio de Llanes

Presentación Hotel rural La Llastra

Instalaciones

Exterior

  • Barbacoa
  • Huerta
  • Jardín
  • Terraza
  • Zona de aparcamiento

Interior

  • Calefacción
  • Cocina
  • Comedor
  • DVD o vídeo
  • Equipo de música
  • Lavadora
  • Lavavajillas
  • Microondas
  • Sala de estar
  • Televisión
  • Televisión en habitación
  • Baño en habitación
  • Teléfono en habitación
  • Habitación adaptada para discapacitados.

Servicios

  • Acceso internet
  • Bicicleta disponible
  • Cuna disponible
  • Documentación sobre la zona
  • Lavado de ropa
  • Se sirven desayunos
  • Se sirven cenas
  • Venta de productos locales
  • WiFi gratis
  • Idiomas: Inglés y Español.

Así es nuestro hotel

El Hotel rural La Llastra es un hotel rural moderno que surge de la rehabilitación de una antigua casa tradicional asturiana.

Aquí encontrará todas las comodidades y le dispensaremos una atención familiar y cercana.

Estamos en el concejo o municipio de Llanes, en concreto en el bonito pueblo de Nueva.

En un rincón del mismo, en una zona muy tranquila, surge este acogedor Hotel rural La Llastra acompañado solamente por un sonido de fondo, el discurrir del río.

La recepción nos recibe y presentimos que algo muy bueno nos aguarda: las habitaciones cuidadas con todo detalle, un recogido espacio abuhardillado.

El coqueto exterior.

Los inolvidables desayunos caseros de su propietaria Rosa completan el alojamiento completo, el alojamiento soñado, las vacaciones perfectas.

Desde Nueva podrá realizar numerosas excursiones por el Oriente de Asturias.

A escasos minutos en automóvil encontrará de todo: playa, montaña, atractivos culturales, gastronomía.

A tan sólo 2,5 km se encuentra la playa de Cuevas del Mar.

En el concejo de Llanes puede acercarse a una treintena de calas, así como a los próximos y espectaculares Bufones de Pría.

Muy cerca también se encuentran las villas marineras de Llanes y Ribadesella, Cangas de Onís, Covadonga, Los Lagos, Cabrales y los Picos de Europa, el Museo Jurásico de Asturias…

Las ciudades de Gijón y Oviedo están a unos 45 minutos en coche.

No puedes pedir más.

Actividades

Tierra

  • Recogida de setas
  • Bicicleta de montaña BTT
  • Escalada
  • Espeleología
  • Golf. Practica este deporte en el Club de Golf La Cuesta
  • Montañismo
  • Multiaventura
  • Paintball
  • Puenting y benji
  • Rutas a caballo
  • Rutas gastronómicas
  • Senderismo – trekking
  • Tenis

Agua

  • Buceo
  • Barranquismo
  • Piragüismo
  • Rafting
  • Rutas en barco
  • Surf
  • Windsurf
  • Vela
  • Pesca

Aire

  • Ala delta
  • Parapente

Algunos lugares de interés


Llanes, monumental y marinera

Los Cubos de la Memoria

Los Cubos de la Memoria

Agustín Ibarrola realizó esta intervención artística en el puerto marinero de Llanes, sobre los bloques de hormigón que componen la escollera del puerto. Constituye una de las mejores manifestaciones de arte público donde se funden elementos esenciales de la obra del artista con el pasado histórico-cultural de la villa de Llanes.

A través de «Los cubos de la memoria», se puede conocer: la memoria del artista, la memoria del arte y la memoria del territorio.

La obra la componen las pinturas sobre los cubos, que se mezclan en armonía rompiendo las aristas y trazando nuevos juegos de formas al unir los cubos por medio de colores, creando volúmenes y superpies nuevas a través de un lenguaje plástico no figurativo.

Es una obra de gran belleza destinada a la contemplación armónica de sus formas y colores que cambian a cada momento con la luz, el agua… cubriendo y descubriendo elementos y símbolos como los ojos y los peces.


Museo Etnográfico del Oriente de Asturias

Museo Etnográfico del Oriente de Asturias

Se encuentra situado en el pueblo de Porrúa, premio “Pueblo ejemplar de Asturias 2005”. Se compone de un conjunto de edificaciones rurales tradicionales que datan de los siglos XVIII y XIX.

En su interior se visitan las dependencias de una casa campesina tradicional, y un conjunto exposiciones temáticas donde se muestran y explican a través de objetos y fotografías, actividades como la elaboración del queso y la manteca, la fabricación manual de tejas y ladrillos, procesos textiles, indumentaria popular y tradicional, taller de carpintero, herramientas de corte de la madera, lavanderas, aperos agrícolas y colección de piezas de hierro esmaltado.


Llanes

La Villa de Llanes

La Villa de Llanes, monumental y marinera, cuenta con un gran número de lugares de interés. Destacan su casco antiguo declarado Conjunto Histórico-Artístico; el puerto, donde se encuentra la obra “Los Cubos de la Memoria”, creación del artista vasco Agustín Ibarrola ; las Casonas de Indianos, paseos como el Paseo de San Pedro o la senda fluvial del Carroceu y playas como Toró, Puertu Chicu y el Sablón.

La historia oficial de la Villa de Llanes se remonta a comienzos del siglo XIII cuando obtiene el Fuero de Independencia bajo el reinado de Alfonso IX. Es entonces cuando comienza la construcción de las murallas, el Torreón, y la Basílica de Santa María.


Playa de Gulpiyuri

Playa de Gulpiyuri

La playa de Gulpiyuri se localiza al oeste de la playa de San Antolín de Bedón. Se recomienda tomar la senda costera que parte de la playa de San Antolín hacia el oeste, a través de unas escalinatas por donde el encuentro con esta personal playa será sorprendente.

Playa de forma circular y reducida dimensiones rodeada de verdes praderías.

Desde ella no se ve el mar ya que se encuentra separada de éste por unos acantilados. La zona arenosa se conecta con el mar a través de una cueva por lo que en pleamares se llena de agua a modo de cristalina piscina, mientras que en las bajamares deja al descubierto su zona arenosa.

Datos prácticos


Información adicional de la zona

Comenzamos la ruta en la playa del Sablón. Desde la playa, bien podemos acceder al Paseo de San Pedro por unas escaleras que salen desde la misma, o continuar por la Avda. de las Gaviotas y a unos 300 metros nos encontramos con un camino que corresponde con el inicio del tramo de la Senda Costera que va hasta San Antolín. Construido en 1847, el Paseo de San Pedro, de césped natural, es un auténtico mirador sobre la Villa llanisca. Desde él se puede disfrutar de una panorámica única de Llanes, su costa y los montes de la Sierra del Cuera al Sur.

Una vez recorrido el paseo descendemos por las escaleras situadas a la altura de la piscina municipal en la avenida de Las Gaviotas, seguimos dirección oeste hasta la gasolinera, donde giramos a la izquierda y continuamos por la calle José Purón Sotres, hasta llegar a la avenida de la Paz y volver a girar a la izquierda. Cruzamos la avenida y continuamos hasta llegar a la esquina del supermercado Alimerka, donde tomamos la calle que da acceso al barrio de San José, y tras pasar el paso a nivel nos desviaremos a la izquierda donde parte un camino de unos 300 m. que conduce hacía los depósitos de agua de la villa. En este lugar se encuentra el área recreativa de Tieves, finca llana desde la que se divisa una parte de la Villa de Llanes, la costa y hacía el interior la Sierra del Cuera y el Macizo Occidental de los Picos de Europa. En Tieves a la izquierda del área recreativa y a la altura de un árbol que se distingue bien por formar un arco con sus ramas tomamos un camino que desciende hacía la carretera que va a Pancar, a la altura del antiguo hospital (hoy sede de la Seguridad Social). Una vez en la carretera descendemos por unas escaleras situadas en frente hacía el Barrio del Cuetu, donde comienza el Paseo Fluvial del río Carrocéu que nos lleva hasta el pueblo de Pancar. Una vez finalizado el recorrido que bordea el río saldremos a través de La Llavandera a la carretera que conduce a Llanes, a la altura del Centro Municipal de Empresas.

Desde donde tomamos el antiguo camino de entrada a Llanes o Camino de Santiago, (paralelo a la carretera), que va al pueblo de La Portilla, tomando dirección hacia la Senda La Cuesta y la Capilla del Cristo, que data del año 1595 y fue fundada por el arcipreste Don Pedro Sánchez de Llanes. A la altura de la Capilla del Cristo tenemos dos opciones en nuestro recorrido, aquí comienza la Senda la Cuesta que nos lleva hasta las inmediaciones de la Playa de Ballota, para descender de nuevo por carretera atravesando el pueblo de Cué hasta la playa de Toró. La segunda alternativa nos hace volver sobre nuestros pasos hasta el cruce a la altura del Brao con la carretera LLN-2 que también nos lleva a la Playa de Toró. Aquí tomaremos la senda denominada de Toró que continua hasta la Playa de Puerto Chico para enlazar con el Paseo de San Antón, bordeando el puerto pesquero para finalizar el recorrido en Los Cubos de La Memoria.

Los bufones de Arenillas se localizan al norte del núcleo de Puertas de Vidiago en donde se recomienda dejar el coche y tomar el camino que se dirige al cementerio. A partir de este punto se continuará dirección oeste.

Este campo de bufones ha sido escenario de películas y relatos, y se encuentra en el recorrido de la ruta Llanes de Cine, y de la Senda Costera, ruta de senderismo que recorre toda la costa del Concejo de Llanes. Para ver los bufones en su máximo apogeo es necesario que la mar esté fuerte y en marea Alta.

Flora y fauna del Paisaje Protegido de la Sierra del Cuera

A primera vista, desde la rasa costera llanisca el Cuera aparenta ser una muralla de blancas calizas desprovistas de vegetación. La fuerte pendiente de la vertiente septentrional, la intensidad del pastoreo y los reiterados incendios han terminado por desvestir el roquedo de cualquier tipo de cubierta vegetal. Sólo a retazos pueden observarse densos matorrales de aulaga (Genista hispanica subsp. occidentalis) y algunas avellanedas. El arranque de la ladera está ocupado en muchos puntos por un castañedo secular que debió ser en tiempos muy productivo, pero que actualmente se encuentra envejecido y en progresiva decadencia, probablemente debido a las enfermedades fúngicas propias de un microclima extremadamente húmedo.

Sin embargo, rebasada la primera línea de cumbres el Cuera se abre a estrechos valles, ciegos en muchas ocasiones, que albergan un sinfín de praderas y brañas orladas de fresnos, arces y espineras. El valle más ancho y productivo desde el punto de vista ganadero es sin duda la Llosa de Viango que constituye probablemente uno de los mayores poljés de la región, una enorme cubeta en la que se han acumulado los residuos arcillosos insolubles procedentes de la caliza previamente disuelta, dando lugar a una llanura de difícil drenaje y fácilmente inundable.

En las laderas por encima de la Llosa de Viango y casi hasta la cumbre más alta de la Sierra, el Pico Turbina, se sitúa la masa boscosa más extensa de la sierra: un hayedo eútrofo orientado al norte, que recoge las frecuentes nieblas que impelidas desde el océano no logran rebasar el cordal.

Hacia la vertiente meridional el relieve se suaviza y brañas y prados alternan con áreas de matorral, bosques de encina (Quercus ilex) y en las áreas más bajas, de litologías silíceas algunos retazos de carbayedas oligótrofas y rebollares.

Entre la flora protegida debe destacarse, además de la ya mencionada encina (Quercus ilex), el helecho macho asturiano (Dryopteris corleyi), que crece en algunas áreas de brezal sobre sierras silíceas al pie de la vertiente septentrional del Cuera, y el helecho de los colchoneros (Culcita macrocarpa) también presente en este espacio.

La Vida Animal

La fauna de mayor interés observable en el Cuera es sin duda la correspondiente a los diferentes grupos de rapaces diurnas como el azor (Accipiter gentilis), el halcón peregrino (Falco peregrinus) o el buitre común (Gyps fulvus) que son moradores habituales del área. Tampoco es rara la presencia de alimoche (Neophron percnopterus) o águila real (Aquila chrysaetos), nidificantes en la zona o procedentes de las vecinas estribaciones de los Picos de Europa.

El concejo de Llanes cuenta con varios ríos, pequeños y medianos , siendo los más importantes El Purón y Bedón, ambos ríos constan de dos tramos diferenciados, zonas salmoneras y no salmoneras, aunque no se puede practicar la pesca del salmón desde hace unos años a esta parte, debido a la poca defensa que tiene un pez tan grande en espacios reducidos y de poca agua.

Es imprescindible contar con licencia de pesca que bien o se tramita en Arriondas en las oficinas de la consejería que se encuentra en los bajos de la estación de los Alsas, o lo más comodo y rapido es a trvés de la página del principado. www.princast.es desde allí puedes hacer el pago online e imprimir tu mismo la licencia.

Caracteristicas río Purón:

El río Purón nace directa y repentinamente de la montaña con todo su caudal a escasos 8 km del mar, siendo esta una curisidad digna de ver haciendo un hermoso paseo, bien desde el mismo pueblo de Purón o desde la central electrica, Este río tiene una calidad de aguas excepcional tanto por su trasparencia como colorido verde esmeralda .En el mismo naciente se encuantra una piscifactoria y otra cerca de la desembocadura. Cerca de la desembocadura el río esta atravesado por un bonito puente de madera desde el cual podemos ver en algunas ocasiones truchas y reos. Este puente conduce a la senda costera que desde el pueblo de Andrín se puede llegar caminando en escasa media hora. Desemboca en la llamada bocana de Purón.

El río Puron esta divido en dos sectores zona salmonera que comprende desde la desembocadura hasta el puente del ferrocarril tramo que ocupa el único coto de este río Coto de Puron y zona no salmonera desde el puente hasta su naciente.

Río Bedón

El río Bedón propiamente dicho se forma de la unión en la Güera Mere, del río de las cabras y del río de caldueño, un poco más abajo de Puente nuevo se le incorpora por margen izquierda su principal afluente el río San Miguel que atraviesa el valle de Ardisana con hermosas vistas, este río tambien es pescable, solamente a principios de temporada pues rapidamente pierde caudal en cuantro llega en verano, llega a su fin el la Playa de San Antolín de Bedón.

El Bedón al igual que el Purón cuenta con dos zonas, salmonera y no salmonera a tener en cuenta fechas de apertura. Zona salmonera desde la desembocadura y comienzo de zona fluvial hasta el puente de Rales, zona no salmonera desde el puente de Rales hasta los nacientes de los tres ríos Cabra, Caldueño y San Miguel.

En este río hay dos cotos trucheros San Antolin y Rales, el coto de San Antolin comienza en el puente de la carretera AS263 en las inmediaciones de la misma playa y termina en el puente de San Martin, coto de Rales comienza en el puente de San Martín y termina en el puente de Rales. En ese mismo puente se encuentra un tramo de pesca libre sin muerte que va desde dicho puente a la antigua central de electra Bedón este tramo esta abierto a la pesca hasta finales de septiembre. Desde el puente de Rales hasta la playa de San Antolin hay un sendero con preciosas vistas al río y desde determinados lugares se pueden ver los Picos de Europa.

Situada en la desembocadura del río Nueva, próxima al núcleo rural de Cuevas y a 3 kilómetros de Nueva. Dotada de gran belleza por las numerosas cavidades talladas por el oleaje en las paredes rocosas de los acantilados que la rodean.

Con un total de 125 m. de longitud y forma triangular, es una playa muy concurrida, de fácil acceso a través de la carretera que procede de Nueva; cuenta con aparcamientos y todo tipo de equipamientos y servicios, bar de playa, equipo de vigilancia y puesto de Cruz Roja, duchas, papeleras, servicio de limpieza, etc. Playa de carácter semi-natural destaca por las caprichosas formas de sus rocas y acantilados.

Playas, mareas y temperatura del agua

Aproximadamente cada doce horas se produce un ciclo completo de marea, por lo cual en cada jornada ocurren dos bajamares y dos pleamares. La diferencia de cotas de nivel marino entre una bajamar y una pleamar oscila entre 4 metros en las mareas vivas (coincidentes con días de luna llena y luna nueva) y 1, 5 metros de mareas muertas (coincidentes con días de luna creciente y luna menguante).

La temperatura del agua oscila entre los invernales 11º C y los estivales 19º C. No obstante, estos registros térmicos se ven modificados ocasionalmente con el ingreso de alguna corriente marina cálida o fría.

Las playas.

Llanes es el municipio asturiano que cuenta con un mayor número de playas (más de 30 playas), repartidas a lo largo de los 56 kilómetros que ocupa la línea costera. En cuanto a la variedad, la zona alberga playas para todos los gustos: urbanas y concurridas, naturales y poco visitadas, grandes o pequeñas, abiertas o cerradas, al abrigo o expuestas a los vientos, con río o sin río, de arenas o de cantos, etc.

Todos los años distintas playas del Concejo cuentan con la distinción de Bandera Azul, además de las Playas de Toró (Llanes) y Cámaras- Palombina (Celorio) que ostentan la Q de calidad.

Fue este un puerto relevante en la actividad pesquera de altura y bajura entre los siglos XV y XVIII, el comercio de la sal, la riqueza de sus bancos y caladeros de pesca: ballena, sardina, merluza, congrio, caballa y besugo entre otras especies, no se habían traducido mas que en pequeños muelles y refuerzos de piedra a ambos lados de la desembocadura del río Carrocedo.

A finales del siglo XIX, era un puerto comercial y de cabotaje de bastante actividad debido a la dificultad de las comunicaciones terrestres. Era también uno de los más peligrosos del Cantábrico por su orientación. El primer proyecto para construir un espigón al que se llamó muelle de la Osa data de 1896, en 1900 se proyecta un espigón en línea recta. Los temporales del otoño de dicho año dieron al traste con todo lo construido. Hasta la década de 1930 no se adopta la solución definitiva y basada en tres grandes monolitos de hormigón armado de 21 m x 12 m construidos en El Musel (Gijón). Se transportaron navegando, venían huecos y después se colocaban y rellenaban in situ. El relleno era de grava y finalmente de hormigón.

En el año 1991 se dio luz verde al nuevo puerto de Llanes. El nuevo espigón quedó protegido por dos notables escolleras de bloques de hormigón, que lo defienden de los fuertes temporales y que a su vez constituyen la base del ambicioso proyecto de Los Cubos de la Memoria, del artista vasco Agustín Ibarrola.

Hoy día se proyecta un nuevo puerto deportivo que se adapte a las nuevas necesidades turísticas, y que conviva con una estable flota que mantenga el sabor tradicional del sector pesquero de Llanes.

Esta ruta está calificada como «Ruta a pie»

  • Acceso: (consultar mapa) Se inicia el recorrido en Playa del Sablón, siendo el final en Celorio
  • Distancia: (no disponible)
  • Dificultad: Paseo
  • Desnivel: (consultar)
  • Duración aproximada: 3-4 horas
  • Itinerario: Consultar mapa.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Comenzamos esta ruta en la playa del Sablón. Desde la playa, ascendemos por unas escaleras al paseo de San Pedro, que data de 1847, cuenta con una longitud de 720 m y debe su nombre a una capilla que existió en este lugar.

El recorrido comienza en la parte oriental del paseo; aquí podemos contemplar una serie de formaciones rocosas que dan lugar a lo que popularmente se conoce como Pico Guruñu.

Nos encaminamos al mirador del paseo; desde este castillete, que data del siglo XVII, el «atalayeru» o vigilante tenía la misión de alertar a la Villa al otear algún barco sospechoso. Unos metros más adelante, podemos contemplar la Cueva del Taleru. Su nombre viene del ya mencionado «atalayeru». Por detrás de esta cueva existe un bufón, que en los días de marejada lanza el agua del mar por encima del paseo.

Durante todo el recorrido podemos apreciar el recinto amurallado de Llanes. Al sur, la sierra del Cuera con el pico Turbina (1.315 m); al este, el puerto, junto con los acantilados de Cue y Andrín; al oeste, los acantilados de Poo, Celorio y Barro, y al norte surge esplendoroso el mar Cantábrico.

A pocos metros de la cueva observamos un banco de piedra del siglo XIX. Desde él puede admirarse la vegetación del paseo, formada por especies arbustivas, tamarindos y algunas especies tropicales, como los magueis. La principal característica de este paseo es su suelo de césped.

Al finalizar el Paseo nos adentramos en una pequeña senda muy marcada por el paso de los pescadores. Este primer tramo discurre paralelo a una zona denominada La Talá. Proseguimos hacia un saliente rocoso, La Punta de Jarri, donde se aprecian restos de lo que pudo ser un castillete de señales.

Algunos de los prados que atravesaremos están cerrados por muros de piedra que pueden ser atravesados por hendiduras.

Bordeando los acantilados, llegaremos hasta la zona de Castro Pelado, para, a través de una senda, descender a la playa de Poo. Esta playa, de alto nivel paisajístico, ofrece un sorprendente entorno natural. A su izquierda, la desembocadura del río Vallina o Pimplon. Para acceder a los acantilados que nos conducen a Celorio han de tenerse en cuenta las mareas: con marea alta, debe subirse por unas escaleras situadas a 150 m del comienzo de la playa, en su parte izquierda. Este sendero nos llevará, entre prados, hasta el barrio de los Higos, junto a la Depuradora. Con marea baja se accederá por un camino más corto, atravesando la playa, y a unos 300 m, por detrás de un saliente rocoso, encontraremos un camino que nos conduce al barrio de los Higos, tras bordear las primeras casas, a la derecha, llegaremos a la depuradora.

Cruzaremos el puente del río Vallina y por un sendero ascendente alcanzaremos los acantilados. A la derecha, la desembocadura del río en la playa. Dejando atrás numerosos senderos de pescadores, nuestro camino se va estrechando y apreciaremos dos playas: la playa Almenada, de pequeñas dimensiones, a la que se accede únicamente en las bajamares más vivas; y más adelante, la de Portiellu.

Frente a estos acantilados surge el Castro de San Martín, uno de los lugares más importantes en cuanto a anidamiento de gaviotas y cormoranes. Los acantilados llaniscos son un buen lugar para la observación de aves marinas (alcatraces, gaviotas, garzas, etc.). Desde los acantilados de Portiellu nos dirigimos a la playa de San Martín. Bordearemos la playa para tomar una senda ascendente, tras rebasar un saliente rocoso, nos desviaremos a la izquierda por un sendero entre prados hacia los acantilados, donde encontraremos las ruinas de una pequeña capilla asomada al mar, la capilla de San Martín. Desde aquí, y a través de una senda muy marcada y paralela a los acantilados, nos dirigiremos al pueblo de Celorio.

Fuente: Ayuntamiento de Llanes

Ofertas


Ofertas disponibles

Ofertas satisfaccion garantizada

Precios


Tarifas de Hotel rural La Llastra según temporada

Temporada alta:

01/08 a 23/08, 28/03 a 31/03, 31/12 a 01/01

  • Doble (1p.): 44,00€
  • Doble (2p.): 77,00€
  • Doble + suplet.: 93,50€
  • Supletoria: 16,50€
  • Cuna: incluido
  • Desayuno: incluido

Temporada media:

Del 16 al 31 de Julio, Agosto (del 23 al 31) y Puentes

  • Doble (1p.): 38,50€
  • Doble (2p.): 55,00€
  • Doble + suplet.: 71,50€
  • Supletoria: 16,50€
  • Cuna: incluido
  • Desayuno: incluido

Temporada baja:

Del 1 al 15 de julio, septiembre y resto del año

  • Doble (1p.): 38,50€
  • Doble (2p.): 49,50€
  • Doble + suplet.: 66,00€
  • Supletoria: 16,50€
  • Cuna: incluido
  • Desayuno: incluido

Los precios están expresados en euros. IVA 10% incluido.

Es aconsejable confirmar siempre la exactitud de los precios pues pueden variar sin previo aviso y según la temporada.

Contactar


Todos los datos para contactar con nuestro Hotel rural La Llastra

Nombre:

Email:

Teléfono:

Seleccione una opción:

Asunto:

Mensaje:

Rellene la siguiente casilla con este texto:
captcha

Precios Hotel rural La Llastra

Mapa


Ubicación exacta del Hotel rural La Llastra

Distancias y tiempo que se tarda en llegar
desde el hotel a algunas poblaciones

19 km
Tiempo: 00:18:00 h
Llanes
36 km
Tiempo: 00:27:00 h
Colombres
13 km
Tiempo: 00:14:00 h
Ribadesella
47 km
Tiempo: 00:31:00 h
Villaviciosa
33 km
Tiempo: 00:27:00 h
Lastres
31 km
Tiempo: 00:29:00 h
Cangas de Onís
87 km
Tiempo: 00:55:00 h
Oviedo
71 km
Tiempo: 00:46:00 h
Gijón
95 km
Tiempo: 01:00:00 h
Avilés
72 km
Tiempo: 00:47:00 h
Nava
25 km
Tiempo: 00:22:00 h
Arriondas
44 km
Tiempo: 00:39:00 h
Infiesto